Joyas sobre ruedas

Joyas sobre ruedas

La localización, restauración y compra-venta de automóviles con más caché de la televisión llega de nuevo a Discovery Channel con el estreno de la décima temporada de `Joyas sobre ruedas’. El carismático vendedor de coches Mike Brewer y el mecánico Edd China pondrán a rodar de nuevo los automóviles más espectaculares. A todos los que se quedan con la boca abierta frente a un automóvil clásico o de colección, ‘Joyas sobre ruedas’ les dejará sin palabras cuando vean el trabajo de investigación, reparación y negociación que llevan a cabo Mike y Edd para localizar auténticos diamantes en bruto: vehículos sin demasiado valor aparente que convierten en espectaculares coches de lujo.

 

En esta nueva tanda de capítulos, los deportivos tendrán un peso importante en las tareas de compra-venta y restauración de la pareja televisiva más popular del mundo del motor. Modelos tan exclusivos como lejanos (muchos de ellos nunca se han comercializado en España) llenarán los doce episodios en los que el olfato de Mike y la técnica de Edd nos enseñarán cómo devolver el brillo a viejas leyendas del asfalto. El caso del Corvette C2 Stringay, un deportivo de leyenda, llevará a Mike a cruzar el charco hasta Estados Unidos en busca de un ejemplar que todavía permanezca libre de óxido.

 

Entre las marcas británicas, los chicos de ‘Joyas sobre ruedas’ caerán rendidos ante la potencia y presencia de un impresionante Lotus Elise, un sueño de pilotos ya que transforma el asfalto convencional en una pista de carreras. Emoción y perfección son las características de este bólido de fácil manejo y gran reputación. El reto para Mike será sacar beneficio de algo tan perfecto, para lo que necesitará la ayuda de Edd. ¿Será capaz el mecánico estrella de la televisión redondear la perfección del vehículo?

 

Pero sin duda, una de las entregas más esperadas de las doce que componen esta nueva temporada de ‘Joyas sobre ruedas’ es la que protagoniza uno de los coches más emocionantes y exclusivos que han pasado por la serie: el Lamborghini Uracco. Concebido como un súper deportivo, este vehículo está altamente sobrevalorado debido al cincuenta aniversario de la marca de Bolonia que ha disparado los precios y a la disminución de la oferta.  Mike no lo duda y viaja hasta Polonia en busca de un Uracco pero cuando lo encuentra empiezan los problemas: pese a su excelente estado exterior y buenas condiciones aparentes, el vehículo no es capaz de rodar.

 

Un Cadillac de los 60 y un FSO Syrena completan parte de los retos a los que los protagonistas de la serie se enfrentarán este febrero, un mes en el que veremos al Mike más nostálgico cuando se empeñe en comprar un Ford Pop que le recuerda a su infancia.